View the site in English

BLOG

Algunos consejos para gestionar la comunicación con influencers

 

 

Hoy en día, con la irrupción de la web 2.0, la comunicación de producto, de una empresa, o de un evento ya no puede limitarse a la típica nota de prensa, sino que debe apoyarse en  los influencers, aquellos blogueros/tuiteros capaces de dinamizar y darle mucho más alcance a nuestro mensaje, gracias a su relevancia y reputación en un nicho determinado. Pero, ¿cómo trabajar con ellos? El mundo 2.0 requiere de una serie de protocolos y prácticas específicos. A continuación os enumeramos los puntos clave, sin ánimo de ser exhaustivos, esperando que os sirva de guía para futuras campañas de comunicación con influencers.

En primer lugar, hay que determinar que blogueros son los más influyentes en el área o nicho al que quieres hacer llegar tu mensaje. Hay buscadores de blogs que pueden ser de ayuda, como Google Blogs, Alexa, Technorati o Bitacoras. En estos directorios y buscadores encontrarás lo que necesitas para empezar.

A continuación, necesitas identificar aquellos que permitirán que nuestro mensaje llegue al mayor número posible de gente. Para eso necesitamos medir una serie de parámetros:

1.       El número de visitas, que podemos medir a través de StatsShow.

2.       El social Graph, o mapa social del blog. Se trata de identificar las redes sociales en las que está el blog, y cuántos seguidores tiene en cada una.

3.       La resonancia del blog. Esto es, cuánto y cómo lo comparten en redes sociales sus lectores. Cuánto más se comparta su contenido, mejor será su resonancia.

4.       La reputación del blog. Se trata de una métrica dificílmente cuantificable de manera objetiva. Sin embargo, conviene siempre darle un valor, por ejemplo, del 1 al 10.

5.       La relevancia del blog en su nicho. Este es un factor que puede ser definido y medido de varias maneras. Y aunque siempre tiene un grado de subjetividad, podemos medirla a partir de los criterios antes definidos: el número de visitas, su difusión en redes sociales, y en qué medida es compartido su contenido. Tenemos que tener en cuenta además la reputación del blog en cuestión.

Una estrategia de comunicación efectiva con influencers.

 

Lo interesante aquí es hacer una base de datos con los blogs seleccionados, identificando cada uno de los parámetros descritos y realizando un cálculo númerico. De esta manera tendremos un valor que nos servirá de guía y orientación a la hora de elegir a nuestros influencers. Ojo, no es sólo una cuestión numérica. En cada blog que sea interesante para nuestros objetivos deberemos realizar una búsqueda del producto, marca o personaje que queramos promocionar, para comprobar si existe riesgo reputacional. Esto es, si el bloguero ha hablado con anterioridad del tema, y cuál es su opinión.

Una vez seleccionados los blogueros, es muy importante crear una campaña adecuada. No llega con escribir un correo y pedirles a los blogueros que difundan nuestro mensaje. Es necesario crear un incentivo, que puede ser material (un regalo con el producto a promocionar, por ejemplo), una invitación a un evento de presentación, etc. Es interesante que sea, en este caso, lo más atractivo posible, ya que se trata de motivar al bloguero para que colabore con nosotros. ¡Es el momento de ser creativos!

Para trabajar el contacto con cada bloguero, es conveniente primero mandar un correo de invitación. En él le preguntaremos, siempre de manera personalizada (ojo con los mensajes masivos, no gustan), si desea participar en nuestra campaña. Si es así, le mandaremos un segundo mensaje con nuestra invitación al evento, o un paquete con nuestro incentivo. Es en este momento dónde además les enviaremos una nota con la información que deseamos que difundan, y unas indicaciones sobre la fecha aproximada de publicación que necesitamos. Siempre de manera respetuosa. Si no responde en esa fecha, podemos enviarle un recordatorio, sin ser pesados ni abusivos. Al fin y al cabo, nos están haciendo un favor.

En tercer lugar, debemos realizar una medición de los resultados de la campaña, midiendo el número de post publicados, de blogueros que han respondido, y el alcance potencial del mensaje difundido, tanto en visitas a la web como en visionados en redes sociales. Así podremos valorar cómo ha salido nuestra campaña.

Es importante tener en cuenta que una campaña con blogueros no es una acción de marketing, sino de comunicación con actores clave. Si queremos pagar para que publiciten nuestros productos, los blogueros están obligados a especificar claramente el caso. Y no todos suelen hacerlo, ya que entienden que sus blogs no son espacios publicitarios. Hay que tener en cuenta esta importante diferencia, y actuar en consecuencia.

Una campaña de comunicación con blogueros es una herramienta de comunicación muy poderosa. Si calculamos el ROI, o retorno de la inversión, podremos darnos cuenta que con blogueros que reciban decenas de miles de visitas habremos obtenido un retorno más que significativo, ahorrándonos un buen dinero en publicidad online. Por eso es tan importante planificar una campaña de este tipo convenientemente.