View the site in English

BLOG

¿Qué características deben reunir unas buenas relaciones públicas?

 

 

Las relaciones públicas son una actividad que hoy en día es parte fundamental de los esfuerzos de marketing y comunicación de la empresas, tanto de las que se dedican al B2C, como al B2B. Qué características deben reunir unas buenas relaciones públicas es algo que sin duda puede ser motivo de discusión, pero creemos, basándonos en nuestra experiencia, que deben cumplir un mínimo de requisitos para ser de calidad y servir a su objetivo: construir relaciones con los agentes adecuados, que sean beneficiosas para conseguir los objetivos de la empresa.

Características de las relaciones públicas de calidad.

Una primer característica es la planificación. Unas buenas relaciones públicas no se construyen sobre la marcha. Al contrario, deben seguir un plan previamente trazado. Debemos definir lo que queremos transmitir, a quién queremos transmitirlo, y a través de qué canales. Esto es fundamental para asegurarnos que nuestro mensaje llega claro, y que podemos, al menos, conseguir que los receptores hagan lo que se espera de ellos.

Es muy importante entender que una de las características fundamentales de las relaciones públicas es su carácter comunicacional. El diálogo con los receptores de nuestro mensaje es fundamental, por lo que tendremos que tener la suficiente confianza en nosotros mismos, resiliencia, e integridad como para soportar críticas, y superar los contratiempos típicos de la profesión.

Otra de las características propias de las relaciones públicas es la atención al detalle y la creatividad. Es importante que nuestro mensaje, además de ser claro y preciso en lo que a contenidos se refiere, destaque  por encima de los demás. Aquí, la combinación de ambas cualidades sin duda será fundamental para destacar en un mundo saturado de información. Es importante, además, saber usar los distintos canales de comunicación, conociendo sus características al dedillo para poder sacarles el máximo partido.

Teniendo en cuenta que vivimos en un mundo en el que la comunicación cambia constantemente, otra de las características que unas buenas relaciones públicas deben tener es la constante actualización. Debemos estar al tanto de las novedades en el sector. Y no sólo eso, sino que también es recomendable realizar un poco de investigación por nuestra cuenta, y usar varias métricas para medir nuestro desempeño, tanto online como offline (sí, estamos hablando de tablas de Excel). Así seguro que podremos mejorar nuestro desempeño profesional.

Pero lo fundamental, la más importante de entre las características de las relaciones públicas, es una buena construcción de una red de contactos. Todos nuestros esfuerzos tienen que estar dirigidos a crearla, con los actores adecuados, y con los objetivos bien marcados: dar a conocer nuestros productos, mejorar nuestra imagen de marca, o aumentar el conocimiento de nuestros servicios entre posibles clientes, por poner sólo algunos ejemplos.

Es importante también tener claro qué lugar ocupan las relaciones públicas dentro de los esfuerzos globales de la industria. No hay que confundirlas con el marketing, que es un proceso unidireccional, y entender que estamos hablando de una relación que debe ser construida de manera bidireccional. Lo cual es mucho más complejo, pero al mismo tiempo un reto profesional que merece la pena acometer.