View the site in English

BLOG

Algunos consejos para las relaciones públicas en el mundo 2.0.

 

 

El trabajo de relaciones públicas es, básicamente, una tarea de construcción de redes de contactos que resulten provechosos para todos sus integrantes. Se trata, por tanto, de una tarea que requiere de un intercambio mutuo entre los miembros de esas redes: tú me das algo que quiero, y a cambio yo te doy algo a ti que quieres.

Esta idea básica no ha cambiado, básicamente, con la irrupción del mundo 2.0. Este no es más que otro método de relacionarse, de entablar contacto, pero en formato digital. A través de él podemos encontrar más rápidamente profesionales y usuarios que puedan estar dispuestos a entablar una relación, del tipo que sea, con nosotros. Básicamente, lo que permite es una circulación más rápida de la información. Por eso, tenemos que dominar las herramientas de este mundillo, si queremos aprovecharlo para nuestro trabajo de relaciones públicas.

Herramientas para las relaciones públicas en el mundo 2.0.

Un primer grupo de herramientas son aquellas que nos permiten crear relaciones y mantenerlas a lo largo del tiempo. En este caso, las redes sociales son fundamentales. A través de lo que en lo que en el argot de Social Media se conoce como “medios propios”, esto es, páginas de Facebook, cuentas de Twitter, de Instagram, o de otros servicios, podemos contactar con periodistas, influencers y usuarios expertos que seguramente tengan algo que aportar a nuestra marca.

Es a través de estos medios propios dónde podemos transmitir nuestro mensaje de marca a nuestra red de relaciones, atrayendo a más interesados y fortaleciendo nuestra presencia digital. Por eso, cada vez es más importante el storytelling: no se trata de crear el típico mensaje comercial, sino de hilar una historia real, que nuestra red de contactos pueda sentir como propia, que motive y anime a participar. No es fácil, pero en redes sociales (y en general en Internet) se demanda contenido de calidad que destaque. Y eso es lo importante, y lo que tenemos que ofrecer. Ya no llega con la nota de prensa, hay que dar un paso más allá.

Por último, también tenemos que escuchar a nuestra red de contactos en el mundo 2.0. Hay que saber que hablan de nuestra marca, quién lanza el mensaje, y cómo es recibido. Para eso, tenemos herramientas de monitorización complejas, como Social Bakers, Social Mention, BrandChats, y un largo etcétera. Es fundamental que creemos nuestras alertas para estar al tanto de la conversación sobre nuestra marca, y saber adelantarse a los posibles problemas con los protocolos adecuados.

En resumen, lo que necesitamos es crear nuestros “medios propios”, editar buen contenido, y monitorizar la conversación, si lo que queremos es aprovechar las posibilidades de Internet para crear una buena red de contactos de calidad. Pero, ¿cómo podemos aprovechar esta red de contactos? ¿Cómo nos pueden servir en Internet?

La respuesta está en los “medios ganados”. Es decir, en aquellos blogs, webs, o redes sociales de influencers o periodistas. Si conseguimos que estos hablen de nosotros, la resonancia, y sobre todo la reputación de nuestra marca ganará muchos enteros, y conseguiremos un buen ROI, lo que significa ahorro de dinero.

Por último, siempre hay que tener en cuenta que las relaciones personales son mejores y más fluidas cuando personalizamos a nuestros contactos en Internet. Por eso, siempre es buena idea, más temprano que tarde, desvirtualizarnos y conocernos cara a cara. Al fin y al cabo, esta es la manera más genuina de conocerse, ¿verdad?