View the site in English

BLOG

Crear contenido para la comunicación online es una tarea colaborativa (o debería serlo).

 No es fácil crear contenido relevante para una empresa o cliente los 365 días del año. Nosiempre estamos inspirados para crear contenido relevante, estupendo, o de interés para clientes, periodistas del sector o influencers. De hecho, buena parte del trabajo de comunicación consiste en buscar la inspiración necesaria para llegar a ese contenido excelente que todos buscamos, y que es la clave de la comunicación hoy en día, sobre todo en el mundo digital. 

 

 

Sin embargo, podemos valernos de varias herramientas que nos van a facilitar el trabajo de comunicación, y ayudarnos a conseguir un contenido producido de manera colaborativa, o a través de terceros. Es lo que en redes sociales se llama el User Generated Content, o el contenido generado por usuarios. 

Esta no es una idea nueva. De hecho, antes incluso de la web 2.0 y las redes sociales, a través de eventos y notas de prensa buscábamos que los periodistas de diversos medios creasen y publicasen contenido en sus medios, que incluyese además el mensaje que queríamos trasmitir acerca de nuestra marca, producto o servicio. Un trabajo especializado que requiere de importantes dosis de paciencia y saber hacer, como todo profesional de la comunicación y las relaciones públicas sabe. 

Lo que han propiciado las redes sociales es la posibilidad de que cada usuario se convierta en un influencer en potencia, con la capacidad para escribir y publicar sobre nosotros, explicar su experiencia, y llegar con ella a miles de personas. En este sentido, Internet ha democratizado la comunicación, y ya no llega con buscar el favor de un grupo selecto de periodistas. Podemos hacer que mucha más gente hable de nosotros (aunque no siempre como queremos, todo hay que decirlo). Este contenido es muy interesante, por varios motivos:

1.      Es earned content, o contenido ganado en Internet, de primera calidad. Siempre que sea positivo, mejorará mucho nuestra imagen y reputación online y offline.

2.      Tiene una gran capacidad de viralización, al producirse sobre todo en redes sociales.

3.      Es fácilmente reaprovechable para convertirlo en contenido propio. Podemos realizar galerías, vídeos, o resúmenes del contenido generado por los usuarios, dándolo aún más alcance a través de nuestros medios sociales.

4.      Por último, es una manera excelente de cultivar la relación con clientes y seguidores de la marca. Claro está, siempre que interactuemos con ellos, y agradezcamos su aportación. 

Esto es lo que es, en resumen, el contenido generado por usuarios. En nuestros propios canales online (redes sociales, blogs, o webs) podemos animar la participación de nuestros seguidores y lectores, para que suban fotos, comentarios y experiencias que han tenido con nuestra marca. También podemos, usando diversas herramientas de monitorización, registrar en la web social todas las menciones que recibimos, e interactuar con sus autores.

En definitiva, la comunicación de marca o de producto se ha convertido, en el mundo online, en algo mucho más complejo (e interesante, en nuestra opinión), que nos obliga como profesionales a ampliar el abanico de técnicas y saberes que debemos dominar. ¡Y esto no ha hecho más que empezar!