View the site in English

BLOG

La clave de un buen marketing de contenidos está en el equipo

 

 

El marketing de contenidos es la nueva “buzzword” en el mundillo digital, de la que todo el mundo habla. Para muchos, es la nueva varita mágica que nos traerá visita a las web, un buen posicionamiento SEO, lectores fieles y un conversión en ventas y leads estupenda. Si bien esto es cierto, conseguirlo no es nada fácil. Editar un bien contenido, orientado al lector, y que guste, requiere de un esfuerzo continuado en el tiempo, ejecutado por profesionales. De hecho, un equipo que sea capaz de sacar adelante esta estrategia requiere de las siguientes funciones o competencias en contenidos online:

  1. El desarrollador de la página web. Una buena estrategia de marketing de contenidos precisa de un portal especialmente pensado para él. No llega con un blog alojado en wordpress.com. Es necesario un desarrollo específico que nos permita dar lo máximo del gestor de contenidos (nosotros por experiencia recomendamos una instalación propia de Wordpress), y eso sólo puede hacerlo un desarrollador. Más aún, con el paso del tiempo la estrategia de contenidos cambiará seguro, y por tanto habrá que hacer cambios en la web, así que alguien con conocimientos de desarrollo web se hace aún más imprescindible.
  2. Un editor jefe. Esta figura es fundamental, ya que debe siempre existir un coordinador que decida qué temas se publican, y el enfoque a asumir. Será el encargado de supervisar y orientar el trabajo de los redactores, corregirlo y aprobarlo para su publicación en la web, siempre según un plan de marketing de contenidos que debe estar bien formalizado.
  3. Redactores. Es clave tener redactores especializados en la temática que tratamos. ¡No pongáis a un becario a hacer este trabajo! La calidad de los contenidos es fundamental, y por tanto hay que poner a gente con experiencia en el tema. Además, es importante que tengan nociones, al menos básicas, de SEO, y que entiendan la importancia de las palabras clave, de los títulos, y de la estructura invertida de redacción para conseguir que los potenciales lectores encuentren y lean nuestros contenidos. Los redactores son clave en una buena estrategia de marketing de contenidos. Tampoco es recomendable recurrir a agencias de compraventa de contenidos, ya que la calidad de los textos suele ser bastante mala. Lo ideal es contar con gente in house.
  4. El gestor del SEO. Hoy en día el SEO es una tarea especializada que requiere de alguien que entienda que se necesita para un buen posicionamiento. Debe conocer la pirámide del SEO, controlar los factores internos que debe reunir una web y sus contenidos para una indexación y posicionamiento correctos en Google, y saber como realizar un buen linkbuilding, que es la clave del posicionamiento. Además, debe conocer las herramientas de monitorización de SEO, y estar al tanto de los cambios que Google va realizando en sus algoritmos. Idealmente, será un asesor de toda la estrategia de marketing de contenidos, identificando los temas más leídos, las palabras clave que mejor funcionan, y cómo mejorar el comportamiento de los usuarios en la web, en lo que a conversión se refiere.
  5. Social Media Manager. Tan importante como el SEO es gestionar adecuadamente la difusión de los contenidos en las redes sociales y blogs. De hecho, las funciones del Social Media Manager se solapan en ocasiones con las del SEO manager, y no es raro ver equipos de marketing de contenidos en las que ambas funciones recaen en la misma persona. Un SMM debe dedicarse a que nuestro contenido consiga la mayor resonancia y alcance posibles en Internet, y a mejorar la apreciación del mismo por parte de los lectores. Lo suyo sería trabajar la adquisición de visitas (por medio del SEO, el SEM, y el marketing en redes sociales, además de estrategias de viralización), la relación con la comunidad de lectores en las redes sociales, y la gestión de la reputación mediante influencers. En definitiva, debe preocuparse por sacar el máximo rendimiento posible de los contenidos publicados, consiguiendo que llegue al mayor número de gente interesada, que sirva para establecer relaciones duraderas y sea apreciado por su calidad y relevancia.
  6. Diseñadores y editores. Hoy en día el formato del canal determina muchas veces el mensaje. No es lo mismo una entrada de un blog que un vídeo en Youtube. Sin embargo, una buena estrategia de marketing de contenidos debe combinar varios canales, y trabajar mucho el aspecto visual e interactivo. Por eso, conviene siempre contar con los servicios de un diseñador gráfico y un editor de vídeo, que nos ayudarán a gestionar esta parte de la estrategia de manera profesional. Y, como recomendación, es óptimo experimentar con los distintos formatos, para identificar aquellos que mejor funcionan y seguir por esa senda.

Como podéis comprobar, una buena estrategia de marketing de contenidos requiere de un equipo multidisciplinar, en el que el peso de los profesionales de la comunicación es más que evidente, cómo ya os hemos hablado anteriormente. Pero no se trata sólo de eso. Hay que conseguir una buena usabilidad de la web, una buena estrategia de social media, un buen posicionamiento web, y monitorizar todo el proceso para encontrar el camino adecuado, que no es otro que dar con el contenido que más aprecian los lectores.

Pero lo más importante de todo es entender que este es un esfuerzo a largo plazo. En Internet los resultados óptimos son cuestión de medio, e incluso de largo plazo. En un mes no podremos ver si nuestra estrategia funciona. Tampoco en tres. Es a partir de los seis meses cuándo podremos comprobar si nuestra estrategia, y los cambios que iremos introduciendo en ella a medida que avancemos, dan el resultado esperado.

Dicho esto, seguramente algunos se preguntarán si esto no está sólo al alcance de las  grandes empresas, capaces de crear equipos grandes y multidisciplinares. Lo cierto es que no. Hay ejemplos de buen marketing de contenidos para PYMES que funcionan y dan resultados. Pero de ellos hablaremos en futuras entradas de este blog.