View the site in English

BLOG

Si trabajas en relaciones públicas, ¿es la Wikipedia territorio vedado?

 

 

Hoy en día la Wikipedia es la mayor fuente de información del mundo, consultada por millones de personas al día, que buscan en ella datos sobre todo tipo de asuntos, incluidas muchas empresas y marcas. Al ser una enciclopedia de edición colaborativa y abierta, no pocos profesionales de las relaciones públicas y la comunicación han tratado de editar las entradas relativas a sus empresas o clientes, buscando transmitir el mensaje que les interesa en un medio que llega a mucha, mucha gente. Sin embargo, a la Wikipedia esto no le gusta lo más mínimo. ¿No lo sabías?

Ya en 2006, el fundador de la Wikipedia Jimmy Wales dejó bien claro que la edición de la Wikipedia por parte de profesionales de la comunicación y las relaciones públicas no es una práctica ética, y no es aceptable. Eso sí, dejó abierta la posibilidad de que en las páginas de discusión los relaciones públicas de una empresa, correctamente identificados como tales, puedan presentar argumentos bien razonados, en el caso de que no estén contentos con la información publicada. Pero nada de editarla directamente.

Esta regla, definida como la “bright line rule”, es una manera de evitar los conflictos de intereses en la Wikipedia. Esta busca, por encima de todo, garantizar la neutralidad y objetividad de sus entradas, por lo que ha establecido que los profesionales de las relaciones públicas están bajo sospecha.

Obviamente, esta política ha causado indignación, y muchos problemas, a los profesionales en todo el mundo. No son pocas las veces en las que se han dirigido a la Wikipedia para que reconsidere su política, todavía sin resultado. La razón de este descontento es muy simple: la Wikipedia es, casi que por defecto, la primera o de las primeras entradas que aparecen en cualquier búsqueda en Internet, en Google, Bing u otros buscadores. Por tanto, se trata de artículos muy consultados, y una información en ellos puede dañar muy seriamente la reputación de una empresa, sin que podamos hacer nada para evitarlo, aun tratándose de información errónea.

Además, y si habéis editado en la Wikipedia los sabréis, incluso si nos identificamos en la página de discusión de una entrada como profesionales de las relaciones públicas, y realizamos un comentario razonado a un dato que consideramos erróneo, la respuesta de los editores es muy, muy lenta. Por eso, conseguir la rectificación de un dato lesivo para nuestra marca es toda una odisea. Y si optamos por hacerlo nosotros mismos, saltándonos la regla de trasparencia especificada, podemos tener un serio problema cuándo nos descubran, como le pasó a BP, acusada de tratar de reescribir su entrada en la Wiki, incluyendo información delicada sobre temas medioambientales.

Entonces, ¿cómo podemos los profesionales de las relaciones públicas trabajar con la Wikipedia?¿ Es un espacio, absolutamente vedado, o nos queda algún resquicio que trabajar? Sin duda, como ya hemos visto, algo se puede hacer. Este será el tema de una próxima entrada.