View the site in English

BLOG

¿Qué puede aportar el blogging a tu empresa?

 

 

El blog, o bitácora, es una de las plataformas de creación y difusión de contenido más empleadas en Internet. De hecho, fue de las primeras en aparecer, y su historia va ligada a la revolución de los amateurs, que ha permitido que cualquiera hoy en día pueda convertirse en un escritor de éxito. Por cualquiera, obviamente, nos referimos a aquel que tenga algo que contar, lo haga bien, y tenga tiempo para hacerlo, sin depender de los medios de comunicación tradicionales, como periódicos, revistas o editoriales. Gracias al blog, cualquiera puede ser su propio editor. Pero, ¿cómo puede esto ayudar a una empresa? ¿Qué beneficios aporta el blogging a un negocio? En este artículo explicaremos varios, de manera breve y concisa.

En un principio, el blogging parecería que no es algo especialmente interesante para una empresa. Las tareas habituales del marketing de producto o de servicio incluyen las campañas publicitarias (en digital estaríamos hablando de SEM y display), eventos, y en general todo lo que consideramos como parte del “advertising”. Además, podemos hacer publicidad en redes sociales, concursos, promociones, cupones descuento, y un abanico bastante grande de acciones que caen dentro de lo que normalmente conocemos como marketing: dar a conocer el producto o servicio que vendemos, e incitar a su venta de varias maneras, más o menos agresivas e intrusivas.

Sin embargo, esta estrategia cuenta con varios problemas importantes en el mundo digital. Este es, por definición, un espacio en el cual el usuario puede elegir lo que quiere ver, y lo que no. No es como la televisión o la radio, dónde las cuñas interrumpen la emisión. Por el contrario, en Internet el usuario en cualquier momento puede irse a otro sitio, buscar otra fuente de información, y evitar la interrupción publicitaria. Es más, cada vez hay más evidencias de que la publicidad digital a la vieja usanza, que busca interrumpir la experiencia del usuario (por ejemplo, los banner e intersticiales de los periódicos), es muy poco efectiva, e incluso contraproducente, ya que dificulta la experiencia del usuario en la web, y este puede perfectamente irse a otra página.

Por el contrario, desde hace tiempo en el mundo digital se fomenta, para atraer y fidelizar visitas, el inbound marketing: conseguir que sea el usuario el que nos encuentre. Esto se puede hacer mediante el posicionamiento en buscadores, mediante la gestión de contenidos en redes sociales, y sobre todo mediante la creación de contenido de calidad. La idea es simple: debemos dar a los usuarios aquello que buscan, la información que necesitan, de manera ágil, directa, y sin interrupciones. La calidad de la experiencia del usuario es lo que cuenta. Y una vez que los tengamos “en el bote”, podemos convertir a estos usuarios en clientes, pero de manera escalonada y con paciencia, siempre respetando su deseo de una navegación útil y relevante.

Dentro de esta estrategia de marketing, un blog es un elemento fundamental, ya que será la plataforma desde la cual publicaremos nuestro contenido, y el núcleo de nuestra estrategia de contenidos.  Será la referencia para nuestros usuarios, y lo que nos permitirá captar visitas de calidad, interesadas por lo que tenemos que ofrecer. Obviamente, aquí la clave es ofrecer el mejor contenido posible, pero cómo hacer esto lo dejaremos para un futuro artículo. 

Esta es una descripción básica de los fundamentos del blogging. Ahora bien, según la temática que elijamos para nuestra bitácora, tendremos un tipo determinado de blog, cada uno con sus ventajas:

  1.  Lo blogs de producto son aquellos que se centran en una gama determinada de productos o servicios. Son muy interesantes, ya que permiten no sólo atraer nuevas visitas interesadas en ese particular, sino además fidelizar a clientes. Si se consigue ser una autoridad en la materia, sin duda los beneficios del blog serán más que evidentes, ya que el producto o servicio de la compañía será el primero al que llegará cualquier potencial cliente a través de una búsqueda en Internet. Un ejemplo interesante es la red de blogs de HP, en la cual sus propios empleados escriben sobre tecnología. También nos gustan mucho los blogs de Bang & Olufsen, o de Mercedes-Benz.
  2. Blog corporativo, se trata de un blog integrado en la web de la compañía, y que sirve como plataforma de noticias de la misma, actualizada con novedades, lanzamientos, nombramientos, y todo aquello que la empresa desea comunicar. Un ejemplo es el blog de Iberdrola. Un blog corporativo bien gestionado ofrece una imagen de transparencia y de confianza que los usuarios seguro que valoran, además de una comunicación bidireccional con clientes presentes y futuros, lo cual siempre nos dará un valioso feedback.
  3. El blog de nicho, o de cliente. Es quizás el más difícil de mantener, ya que busca satisfacer las necesidades de información y formación del cliente objetivo. Requiere una investigación activa y constante de sus gustos, y una consistencia en la publicación que no suele estar al alcance de todas las compañías. Pero es, posiblemente, uno de los que mejor resultados dé a la hora de conseguir visitas y fidelización, así como la conversión de lectores en consumidores. Aquí seguro que para gustos hay colores, pero por ejemplo el blog de Google, o el Tumblr de IBM son una referencia para todos los “techies”.

Los beneficios del blog para una empresa son ya evidentes desde hace tiempo, y de hecho el concepto está evolucionando. Coca Cola recientemente ha cambiado su web corporativa para pasarse a los contenidos y el storytelling, integrando blogs y redes sociales, convirtiendo la propia marca en una historia, o conjunto de historias, narradas a través de su web, junto con sus usuarios. Esta es una evolución muy interesante, en la que las webs  tradicionales dejan de paso a otras basadas en el concepto del blog. Ya no se trata de describir la empresa, sino de crear una narrativa compartida con los usuarios sobre cómo somos y a dónde queremos ir como compañía.

En definitiva, un blog es siempre una buena herramienta si lo que queremos es crear una estrategia de contenidos digitales, y centrarnos en nuestros clientes potenciales y sus necesidades, fomentando la interacción con ellos, y subiéndonos al carro de las empresas “customer-centric”, centradas en el consumidor. Una estrategia que es sinónimo de diferencia, la clave para destacar en un mercado saturado, y probablemente el verdadero objetivo del marketing hoy en día. Para tomar nota.