View the site in English

BLOG

Patrones de conversación en redes sociales: el caso de Twitter.

 

 

Para todos aquellos que trabajan en Social Media, o para los interesados en el tema, hay un mantra que se repite a menudo en foros y reuniones: la conversación en redes sociales. El carácter abierto y conversacional de los nuevos canales sociales es algo que debe ser siempre tenido en cuenta. De hecho, el objetivo es conseguir “meterse” y liderar esa conversación, de varias maneras, para conseguir los objetivos que nos hayamos marcado en cada caso. Por eso, es importante conocer cómo son exactamente esas conversaciones en redes sociales. En el blog de Buffer hay una interesante aportación al respecto, relativa a los patrones de conversación en Twitter.

Nos ha parecido especialmente interesante una infografía, que os adjuntamos, sobre los   distintos patrones de conversación en Twitter. Según el autor, son seis:

 

  1.   Dividido. En él hay dos grupos grandes de usuarios que discuten sobre temas opuestos, sin mezclarse entre ellos, basándose en fuentes distintas, y que a menudo no interactúan con grupos de usuarios con los que no están de acuerdo. Las conversaciones políticas o sobre temas muy controvertidos es un ejemplo de este tipo de patrones.
  2. Unificado. Se trata de grupos de pequeño o mediano tamaño, en el cuál los integrantes interactúan de manera estrecha los unos con los otros, intercambiando información. Suele estar asociado a grupos profesionales, eventos y conferencias, o grupos de gente que comparten aficiones comunes.
  3. Fragmentado. Se trata normalmente de pequeños grupos que giran alrededor de una marca o personaje destacado.  Pueden agrupar a mucha gente, pero siempre de manera muy fragmentada en grupos muy pequeños, y muy desconectados entre si.
  4. Grupos en racimo. Se trata de pequeños o medianos grupos creados alrededor de acontecimientos globales y temas populares. Estos grupos se crean en torno a las nuevas fuentes que van surgiendo sobre el tema, y normalmente están desconectados entre sí, aunque siempre hay una cierta interacción.
  5.  Centralizado y hacia dentro. Se trata de grandes audiencias que se generan alrededor de nuevas noticias, y de críticos o influencers que se hacen eco de ellas. Además, estos tuiteros tiene un amplio grupo de seguidores fieles que retuitean todo aquello que publica. No existe una gran interacción entre los miembros de la audiencia, pero sí con el tuitero que está en su centro, que suele ser el líder de la conversación, aunque no interactúa personalmente con su audiencia. Por eso es “hacia dentro”.
  6. Centralizado y hacia afuera. Es el tipo de patrón que se crea con las cuentas de compañías o instituciones que se dedican a atender quejas o reclamaciones de usuarios. Alrededor de estas cuentas hay una gran cantidad de usuarios desconectados entre si, con los que la cuenta que está en el centro interactúa activamente. Por eso se trata de un patrón “hacia afuera”.

Estos patrones de conversación en Twitter son una información muy útil para todo Social Media Manager. Lo que deberíamos hacer es identificar cada tipo de conversación,  para decidir cuál es la que más nos interesa según nuestros objetivos. Por ejemplo, si lo que queremos es interactuar lo más posible, los patrones unificado, fragmentado y centralizado hacia afuera son los más adecuados, ya que permiten interactuar con grupos pequeños o medianos, pero siempre activos. Eso sí, tenemos que tener en cuenta que no llegaremos a mucha gente, ya que se trata de patrones en los que los grupos no son grandes, y no suelen interactuar con otros.

Si lo queremos, por el contrario, es llegar a mucha gente, deberíamos buscar patrones de conversación del tipo dividido, centralizado hacia dentro  o en racimo, en el cual la interacción entre los participantes, es baja, pero se crean grupos de gente importantes, y por tanto podremos llegar a mucha gente. En este punto los influencers o los medios de comunicación que puedan hacerse eco de nuestro mensaje son fundamentales. Si conseguimos convertirnos en la fuente de información, o la referencia, de una conversación en concreto podremos amplificar nuestro alcance de manera significativa. De ahí la importancia de producir buen contenido.

Identificar estos patrones de conversación, saber cómo funcionan, y aprovechar sus características para nuestros objetivos debería ser un objetivo prioritario para todo Social Media Manager. Saber en qué momento hablar o callarse es seguramente una ventaja muy interesante a la hora de construir audiencias interesantes que puedan recibir nuestro mensaje de manera natural y no forzada, evitando ser un spammer (y no hay nada más odiado que esto en las redes sociales).

Ahora bien, ¿cómo identificar de manera analítica estos patrones? Este es un tema muy interesante, del que hablaremos más adelante. Por ahora, toca experimentar e investigar en qué tipo de conversaciones nos estamos moviendo ahora mismo, y aprovechar sus características.