View the site in English

BLOG

¿Cómo pueden ayudar las relaciones públicas al posicionamiento web de tu marca?

 

 

Uno de los retos de las marcas hoy en día es conseguir una integración entre el on y el off, entre sus actividades tradicionales, y las nuevas estrategias digitales. Por ejemplo, ¿cómo podemos conseguir que nuestras actividades de relaciones públicas ayuden al posicionamiento web de la marca, y viceversa? Este es todo un reto técnico y organizativo, y para abordarlo es conveniente tener en cuenta algunos aspectos elementales del posicionamiento web y las relaciones públicas.

En primer lugar, el posicionamiento web funciona en base a factores de ranking. Google (el buscador más empleando en España con diferencia, con alrededor del 90% del mercado), emplea una serie de factores, que podemos ver organizados en la imagen adjunta de Searchmetrics.

Si examinamos con calma este gráfico, podemos ver que los diez factores más importantes para el posicionamiento de nuestra web se pueden agrupar en cuatro grupos:

·         El grado de interacción de los usuarios con nuestra web, medido por el CTR, o ratio de clicks/visita.

·         Los términos de búsqueda empleados, o palabras clave. Esto es algo fundamental, ya que ayudan a que Google posicione nuestra web en las búsquedas que realiza nuestro público objetivo.

·         El número de enlaces entrantes.

·         La interacción en redes sociales con nuestro contenido: Me Gusta y Compartir en Facebook, +1 en G+, interacciones en Pinterest, y en Twitter, básicamente.

De estos cuatro factores, los últimos, los relativos a la red social, son sin duda los más importantes, ya que ocupan 6 de los 10 primeros puestos. A esto hay que añadir que el factor más importante, el número uno, es el CTR en nuestra página, un indicador fundamental para medir en qué medida nuestros usuarios hacen uso de la web y navegan en ella, o desde ella. ¿Queda suficientemente claro entonces que para posicionarnos debemos incentivar la participación e interacción con nuestros contenidos? Si esto es así, ¿cómo nos pueden ayudar las relaciones públicas de toda la vida a mejorar nuestro posicionamiento web? La solución, seguramente, residirá en integrar el contenido de nuestra web en las relaciones públicas de nuestra marca.

¿Qué significa esto?  Pues significa que nuestras relaciones públicas deben apoyarse en el contenido de nuestra web, de manera que la hagan más visible, incentiven la participación, y de esta manera nuestra web consiga un mayor posicionamiento. Y cuándo esto sucede, nuestras relaciones públicas mejorarán, ya que seremos más visibles y más relevantes.

A la hora de establecer una estrategia de este tipo, en el blog de Inbound Cycle nos dan algunas claves para integrar relaciones públicas, marketing y digital, basándonos en una estrategia de contenidos. Lo que debemos hacer en el mundo digital no es mostrar lo buenos que somos. Tampoco debemos crear una pantalla publicitaria, o un gigantesco banner al estilo de la publicidad de toda la vida. Lo que podemos hacer es crear contenido experto y gratuito. ¿Qué necesitan saber tus posibles clientes? ¿Cuáles son los intereses de tu mercado? ¿Qué buscan en Internet? Averígualo y dáselo desde tu web.

A partir de esta base, podrás crear una estrategia de relaciones públicas distinta. Podrás hacer eventos para promocionar este contenido, que tu equipo trabaje sobre él, que la prensa especializada publique notas de prensa con esa información de calidad. Podrás trabajar con gente de influencia en tu nicho, y ser enlazado desde numerosas páginas. En definitiva, podrás fomentar que tus usuarios y posibles clientes interactúen con tu contenido. Interactuar y enlazar equivale a más posicionamiento, y este es lo mismo que leads, y ventas.

Aunque esto no es tan fácil como parece, ya que no es tan sólo abrir un blog y subir contenido. Se trata de digitalizar el funcionamiento de tu empresa, y orientarla hacia el usuario de Internet y medios sociales. Este debe estar en el centro, hay que “moverse” hacia la resolución de sus necesidades, lo que obliga a un cambio en la forma de operar de las empresas, que en ocasiones puede ser difícil y lento. Pero necesario, más hoy en día, qué duda cabe.

Por eso, a la hora de integrar ony off debemos entender que el mundo digital lo ha cambiado todo, y que las empresas, si quieren triunfar en este campo, deben cambiar su manera de operar y concebir su trabajo diario. También en las relaciones públicas. Todo un reto, en el que la recompensa está al final del camino.