View the site in English

BLOG

Piensa antes de publicar en Internet

 

 

       Cuando gestionamos redes sociales, blogs y webpages, propias o de clientes, nos encontramos a menudo con la necesidad de sacar adelante contenido para nutrirlas, buscando siempre la interacción con nuestro público objetivo, captando su interés y manteniendo su atención sobre nosotros. Un objetivo difícil de conseguir, más aún en esta era de infoxicación, en la que todo el mundo publica en Internet, y dónde estamos literalmente inundados de información.

Por eso, como ya comentábamos en una entrada anterior de nuestro blog, en la que manteníamos que tenemos que aspirar a ser como boyas en un mar de contenidos, debemos preguntarnos siempre, y en cada caso, si el contenido que sacamos responde a las necesidades de nuestro público, está bien creado y es adecuado para los canales que empleamos a la hora de publicar en Internet.

En la siguiente imagen, extraída del blog de Hootsuite, tenemos un diagrama de flujo que creemos puede ser muy útil a la hora de publicar en Internet.

 

Este esquema es especialmente interesante porque nos recuerda los elementos básicos que debe reunir un contenido a la hora de publicar en Internet, si es que queremos que sirva a nuestra comunidad de seguidores, usuarios y/o clientes:

·         Debe aportar valor. ¿Es algo nuevo o es un refrito? ¿Aporta información de calidad, o novedosa, o por el contrario es más de lo mismo?

·         ¿Está alineado con la “misión” de la red o comunidad a la que va dirigida? Obviamente, si queremos llegar a los amantes de los geranios, no les hablemos de cactus. Démosle algo sobre lo que les gusta, necesitan o interesa.

·         ¿Estamos usando el mejor formato para el contenido? Cada herramienta 2.0 tiene sus especificidades, por lo que a la hora de publicar en Internet debemos tenerlas en cuenta, adaptando nuestro formato a cada caso. Hay que tener especial cuidado con imágenes y vídeos. Según recientes estudios, son los contenidos que generan más interacción, por lo que debemos cuidarlos especialmente.

·         ¿Estoy publicando a la mejor hora? Es importante analizar las métricas de interacción de los usuarios con aquello que publicamos por Internet. Hay ritmos y pautas que se repiten, por lo que es importante analizarlas para saber cuáles son los mejores horarios para conseguir la mejor interacción con nuestro contenido. Aquí, la prueba y el error es lo que nos dará la tecla a apretar.

Una vez que hayamos respondido satisfactoriamente estas cuestiones, podremos plantearnos publicar en Internet el contenido en cuestión, y moverlo a tope para que llegue al mayor número de gente posible.

Llegados a este punto, quizás el lector se pregunte porque no hablamos de crear títulos impactantes, que inviten a abrir el contenido, con imágenes estupendas para llamar la atención, al estilo de las técnicas que tanto se recomiendan. Esto es así porque nosotros no recomendamos esto, si queremos conseguir resultados a medio plazo.

Un título impactante y que invite a abrir el contenido seguramente sea necesario (de hecho, es una práctica periodística bien conocida). El problema es que muchas veces el usuario se queda en este gesto. Muchas de estas publicaciones tienen contenido de baja calidad, que buscan el click (lo que en métrica digital se llama el CTR), como una manera rápida de conseguir muchas visitas y mejorar el SEO, al menos parcialmente. Pero en nuestra opinión esta práctica es contraproducente.

En primer lugar, porque si publicamos contenido, no queremos que los usuarios lo abran solamente, sino que también lo lean, disfruten y vuelvan a por más. Queremos darles CALIDAD, ser una referencia para ellos, y conseguir una interacción duradera, que es la que dará los frutos más jugosos. Por el contrario, mucho click y mucho rebote lo que nos dará serán unas buenas métricas para vender publicidad en nuestra web, pero a la larga los lectores se irán buscando pastos más verdes y menos engañosos.

En segundo lugar, si queremos posicionar nuestra web, tan importante como el CTR es el tiempo de permanencia en la web. Google posiciona mejor aquellas páginas que no sólo tienen un CTR alto, sino también un tiempo de permanencia alto, ya que indica que el usuario las lee. Si además nos recomienda en redes sociales, nos tuitea, y nos pone comentarios, miel sobre hojuelas.

Por eso, debemos ofrecer buenos titulares, y contenidos aún mejores. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de pensar en nuestros usuarios y darles lo mejor que podamos. Ser  más “costumer-centric” y menos “marketinianos”.  Una tarea difícil, ¿pero alguien dijo que no fuese a serlo?