View the site in English

BLOG

Entrar en el mercado británico con paso firme

 

 

El mercado inglés es uno de los más atractivos hoy en día para las empresas españolas, que ven en él una oportunidad para internacionalizarse y aumentar su volumen de ventas en uno de los países más prósperos del mundo. Para conseguirlo, es necesaria una buena campaña de comunicación y relaciones públicas que nos permita ganar posicionamiento en un mercado muy competitivo.

Hay muchas diferencias en el ámbito de RRPP y comunicación entre España y el Reino Unido. Desde SCR Londres vamos a hablar de los distintos retos que encaran aquellas PyMEs españolas que se quieran introducir y posicionar en el mercado Británico. Y empezaremos por una de las cuestiones que más sorpresas y problemas suelen traer: el precio de los servicios y el idioma.

 

Precio de los servicios de comunicación 

Como todos bien sabemos España está pasando probablemente la peor crisis económica de su historia. Esta crisis ha ocasionado una grave deceleración en el mercado que ha resultado en un grandísimo número de PyMEs teniendo enormes pérdidas y, por consiguiente, el cierre de la mayoría de estas.

Todos sabemos más o menos como funciona una crisis y somos conscientes de que es un pez que se muerde la cola y afecta a todos los sectores e industrias. Los recortes han sido inmensos y las empresas han perdido un grandísimo porcentaje de los presupuestos asignados a servicios como por ejemplo las Relaciones Públicas. No obstante, al haberse parado la recesión y estar entrando en un periodo de crecimiento, muchas empresas han decidido que los mercados extranjeros son clave para la prosperidad de las mismas.

El mercado británico es uno de los más elegidos como el primer paso a la exportación. Es un mercado que abre muchas puertas a la exportación mundial y es probablemente uno de los puntos de referencia mundiales en cuanto a modas en productos de consumo o inversión. Por otro lado es posiblemente uno de los mercados más complicados en Europa debido a la cantidad de productos de todo el mundo que entran diariamente en el mismo. La competitividad entre marcas, sean de un producto en concreto o la marca de un país, es enorme. En estos momentos la marca Italia es la que tiene mayor presencia en este mercado pero las modas cambian cada año y vamos viendo como la marca España coge cada día más fuerza entre la población británica.

Habiendo visto la importancia de la presencia en el mercado inglés pero, a la vez, la dificultad a la que se enfrentan las PyMEs que se quieran introducir a este mercado, es evidente la importancia que tiene una buena representación ante los medios de comunicación para conseguir el posicionamiento deseado. Para ello se necesita una buena agencia de comunicación que conozca bien el funcionamiento del mercado británico. El gran problema que tienen estas empresas es que no tienen el presupuesto suficiente para poder pagar los servicios de comunicación que ofrecen las agencias británicas y, por tanto, volvemos al problema del pez que se muerde la cola.

Idioma y cultura 

El idioma puede ser un gran reto a la hora de exportar al Reino Unido. El inglés es un idioma trascendental hoy en día, especialmente en el mundo de los negocios, y, cada vez más, los españoles tenemos un nivel más alto. Aun y así tenemos un reto añadido a éste ámbito que es la cultura.

Muchas empresas que llegan al Reino Unido envían portavoces o al mismo CEO y estos suelen tener un nivel de inglés bastante elevado. No obstante, a veces es complicado entender lo que nos quiere decir una persona nativa, sea por el uso coloquial de la lengua o porque no estamos acostumbrados a su modo de hablar, acento o entonación. Esto puede ocasionar malos entendidos que, a la hora de hacer negocios, puede arruinar nuestra reputación por completo.

Otro reto puede ser la manera que tienen los ingleses al relacionarse. En España somos, por lo general, gente bastante abierta y de fácil relación. En el Reino Unido en cambio la gente suele ser más cerrada y por tanto, como no te conozcas bien la cultura y tengas un uso muy fluido de la lengua local, se dificultan las relaciones que, a la vez, puede desarrollarse en una gran dificultad a la hora de relacionarte con los medios de comunicación.

Por otro lado, también le puede resultar difícil a una persona inglesa posicionar correctamente un producto español. Al no conocer la cultura española ni el producto español a veces es complicado hablar del mismo ante los medios británicos (por dar un ejemplo en Inglaterra se le mete chorizo a la paella). La mezcla de ideas e inseguridad a la hora de vender el producto de otra cultura puede ocasionar un mal posicionamiento y, por consiguiente, una mala venta del mismo.

En futuras entradas seguiremos profundizando en los retos que presentan la comunicación y relaciones públicas a la hora de entrar en el mercado inglés, tratando las especifidades de la prensa y las relaciones públicas en Inglaterra.