View the site in English

BLOG

SEO, contenidos y relaciones públicas.

 

 

Uno de los puntales del SEO, además de una buena configuración de la web, su etiquetado y programación (lo que se llaman factores internos) es el linkbuilding, la generación de enlaces entrantes (el meollo de lo que se llaman los factores externos) En este punto, los cambios en los algoritmos de los motores de búsqueda, y más concretamente en Google, aumentan la importancia de los contenidos y las RRPP para una estrategia efectiva de SEO. Vamos a explicarlo brevemente.

Una técnica que está cogiendo fuerza últimamente es la cocitación. El Content Market Institute recomienda la cocitación cuando el linkbuilding no es una opción deseable o posible. Además, promete aumentar su importancia en el SEO del futuro. La cocitación se produce cuando tu marca es mencionada, pero no recibe ningún link. Google no sólo busca y registra enlaces entrantes, sino también menciones, incluyendo las de marcas, por lo que de esta manera es posible crecer en autoridad, ranking y reconocimiento de la propia web simplemente recibiendo estas menciones. Aunque el linkbuilding sigue siendo lo más recomendable, la cocitación también beneficia a nuestra estrategia. Y además, podemos usarla en una gran variedad de posibilidades:

  •  En los post de invitados, podemos mencionar a nuestra marca o web sin necesidad de enlazar.
  • En los post en Social media, Google indexa las menciones de todo aquello que pongamos.
  • Podemos usar esta técnica en foros u otros sitios dónde los usuarios generan contenido, y dónde los enlaces están prohibidos o son nofollow.

  • Por supuesto, si creamos contenido de primerísima calidad, de manera que otros nos citen, estaremos consiguiendo cocitaciones. Para eso es ideal centrase en los contenidos que puedan generar esta dinámica, que suelen ser publicaciones informátivas en un blog (como esta), infografías, videos y podcats.

La conclusión es, otra vez, que el contenido de primera, la boya en un océano de contenidos, es la clave para un buen SEO. Google y el resto de buscadores siguen trabajando para que esto sea así, por lo que esta es una apuesta segura. ¿Y qué pintan las relaciones públicas en esta estrategia? Mucho, ya que estableciendo relaciones de cercanía y colaboración con otros actores del mundo digital, como bloggers, influencers, y profesionales de prestigio, podremos imbricar nuestro contenido en una red de comunicación digital, en la que las menciones a nuestra marca surgirán de manera espontánea. Un tuit recomendando nuestros artículos, una citación a párrafos de nuestro blog, una entrada en Facebook felicitándonos por nuestro trabajo, son algunos de los ejemplos de cómo las relaciones públicas digitales, junto con nuestro trabajo de generación de contenidos, pueden ayudar a darle un buen impulso a nuestro SEO.