View the site in English

BLOG

Realizar un análisis de tu competencia en Social Media

 

 

 

Una parte importante del diseño y gestión de una estrategia en Social Media es el estudio de la competencia. Siempre debemos tener un ojo en el cliente, y otro en la competencia, ya que conocer y monitorizar a esta nos puede dar interesantes datos sobre cómo se comporta aquel.

                Por eso, además de un estudio de mercado de usuarios y posibles clientes, debemos incluir también un estudio de mercado de la competencia. ¿Y cómo se hace eso? En este artículo os traemos algunas herramientas y tácticas posibles.

                Lo que debemos hacer es crear un retrato panorámico del paisaje en Social Media para nuestro segmento objetivo. Si queremos sacar adelante una estrategia en Social Media para una empresa de fabricación de coches, dirigida a los amantes y usuarios de este producto, nuestro objetivo debe ser realizar una descripción detallada de los principales actores y su desempeño. Veamos varios puntos.

                En primer lugar, debemos identificar que otros fabricantes de coches, además de distribuidores y vendedores, tienen presencia en el Social Media. Podemos usar herramientas automatizadas, pero una hoja de Excel y un poco de paciencia también valen. Anotemos cada competidor, y las redes sociales en las que está presente, especificando el volumen de seguidores e interacciones. Es importante tener en cuenta que volumen e interacción no van siempre de la mano. Esta simple tarea nos informará sobre dónde están los usuarios, y dónde interactúan con más insistencia. Nos responde, básicamente, el quién y el dónde.   

                En segundo lugar, debemos responder cómo se produce la interacción. Esta se produce de dos maneras: mediante la presentación y publicación de contenidos de las marcas competidoras, y mediante la respuesta de los usuarios. Analicemos las redes que reciben más respuesta, y veámos qué contenidos y qué branding funcionan mejor. ¿Es más efectivo un tono cercano, o uno profesional? ¿Producen mejores resultados las fotos, los tuits, el contenido generado por los usuarios, o los post? ¿Qué descripción de marca es la que parece llegar más a la gente?

 Este punto es muy interesante, ya que este análisis nos permite identificar los gustos y comportamientos de los usuarios más allá de nuestras propias cuentas en Social Media. Identificar estos patrones nos permite, además, conocer un poco más a la gente, y tener un mejor conocimiento de por qué están en redes sociales, y qué esperan de ellas. ¡Y dárselo!

Además, este análisis nos permitirá identificar a los usuarios más activos y su comportamiento, además de a influencers, para orientar nuestra estrategia hacia ellos. Podremos así dirigirnos específicamente, y con mejores armas, a aquellos que tienen algo que decir y que son escuchados dentro de un ecosistema determinado.

Estas tácticas son importantes, y deben ser incluídas tanto en la escucha previa a la creación de una estrategia, como en su monitorización una vez implementada. Además, realizando esta tarea estaremos en condiciones de identificar nuevas oportunidades antes no explotadas, y con un poco de creatividad adelantarnos a nuestros competidores. En definitiva, ir un paso por delante, y no por detrás.