View the site in English

CASOS PRÁCTICOS

Secuestro del Buque Mattheos I

El 13 de octubre de 2011 el buque Matteos I fue secuestrado en aguas del Golfo de Guinea, cuando se encontraba a unas 62 millas de la costa de Benin, donde había cargado gasolina y se disponía a transportarla a otros puntos. Estaba abarloado a otro buque de bandera noruega realizando una operación de trasvase de combustible, cuando se produjo el asalto por parte de piratas, cuya finalidad fue el robo del cargamento. 

Desde el primer momento SCR estuvo en contacto permanente con la oficina de Londres de MTI para valorar y hacer llegar un mensaje de tranquilidad sobre la situación creada y poder elaborar una estrategia de crisis

 

 Gestión de Crisis

 

Cliente: Consultores de Navegación
Timing: Del 13 de octubre al 31 de octubre de 2011

 

Objetivos:

·     Proteger las vidas de las personas a bordo del buque.

·     Atención a los medios de comunicación en todo momento.

·     Reuniones con la naviera sobre la estrategia a seguir.

·     Contención de cualquier noticia que pueda perjudicar la seguridad de la tripulación.

·     Mantener intacta la reputación de la naviera.

 Estrategia:

·     Disponer de toda la información posible para poder analizarla y decidir qué se puede hacer público.

·     Atender a los medios de comunicación.

·    Analizar todo lo que los medios están difundiendo para poder contener, corregir o añadir datos, siempre pensando en la seguridad de la tripulación y de sus familias.

·   Atender en todo momento y coordinar acciones con las autoridades como, en este caso, el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Armada Española.

Desarrollo:

Desde las 07:30 horas del día siguiente al incidente, los medios de comunicación no dejaron de llamar a Sheena Campbell-Royle, persona que había sido nombrada por Consultores de Navegación portavoz de la compañía, para conocer cuál era la situación. Estas llamadas continuaron todos los días hasta media noche, ya que hay que sumar las llamadas recibidas de los medios peruanos debido a que algunos miembros de la tripulación, incluido el capitán, eran de esta nacionalidad.

El día 14 se decidieron ofrecer una rueda de prensa por parte de Sheena Campbell-Royle en las oficinas de la naviera en Madrid para dar toda la información disponible en aquel momento. Acudieron unos 35 periodistas entre cámaras y redactores.

Sheena Campbell-Royle estuvo en contacto permanente con la oficina de MTI Londres y con la persona de la compañía de riesgos encargada de coordinar actuaciones con la OTAN y de hablar con los piratas en caso necesario. Hay que remarcar que nunca hubo contacto alguno con los piratas dado que este secuestro ocurrió en el Golfo de Guinea, donde la piratería está interesada en la carga que lleva el buque,  no en la tripulación.

Tampoco se pudo contactar con el Mattheos I, por lo que no disponían de información sobre en qué estado se encontraba la tripulación. De lo que sí disponían era de la localización aproximada del buque, aunque esta información no se difundió para salvaguardar la seguridad de las personas a bordo. Hay que remarcar que  hoy en día, los piratas disponen de las herramientas necesarias para acceder a las noticias que divulga la prensa española e internacional.

Durante los 17 días que duró el secuestro, la portavoz ofreció innumerables entrevistas en radio, televisión y prensa escrita. Una vez liberado, el buque navegó hacia un puerto seguro en Ghana donde se relevó a la tripulación quienes pudieron volver a sus hogares excepto el capitán, que regresó a Madrid.

Pero los problemas no cesaron ya que la compañía propietaria de la carga insistió en que la naviera, una vez con la nueva tripulación a bordo, volviera al lugar del secuestro para descargar el resto de gasoil. Al encontrarse con la negativa de Consultores de Navegación, intentaron obligarla con acciones jurídicas. SCR-MTI España se encargó de filtrar  esta noticia a algunos medios de comunicación, incluyendo televisión, logrando presionar tanto a la compañía propietaria del gasoil que sus oficinas en Madrid estuvieron colapsadas con llamadas y visitas de los medios y no supieron cómo actuar.

Finalmente, ofrecieron una nueva rueda de prensa en la que estuvo presente el capitán del buque. SCR-MTI España le preparó para saber cómo actuar ante los periodistas. Hay que destacar que durante 14 días casi no había dormido y nunca antes había tenido que hablar ante los medios de comunicación.

Resultados:

Durante los 17 días que duró el secuestro, el equipo de SCR-MTI España apoyó el caso trabajando sin descanso, analizando toda la información aparecida en los distintos medios, hablando con las familias de los tripulantes para tranquilizarlas, emitiendo comunicados de prensa y hablando con los medios – el teléfono de la portavoz estuvo, durante todos los días, colapsado por llamadas de periodistas.

La atención a los medios fue absoluta, lo que les valió la felicitación de muchos de ellos por el trabajo que se estaba realizando.

Otros datos de interés:

Durante la última rueda de prensa ofrecida estuvo presente un alto cargo de la Armada Española que llevaba el caso, quien felicitó personalmente a Sheena Campbell-Royle y a su equipo por el trabajo bien hecho.

Toda la tripulación volvió sana  y salva a sus casas. No se dañó en ningún momento la reputación de la naviera y el buque no tuvo que regresar al lugar del secuestro.